¿Cómo puedo detectar que mi hijo puede estar en riesgo de presentar Trastorno del Espectro Autista? Signos de Alarma.

 

   Entre los 6 y 12 meses de edad existen signos inequívocos de alteraciones en el desarrollo, compatibles con diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (Paula y Artigas, 2014):

  • Retraso en el seguimiento con la mirada cuando una persona señala con el dedo.

  • No presenta apenas sonrisa social o es muy reducida.

  • Reducción de gestos comunicativos.

  • Menor frecuencia en dirigir la mirada y vocalización a otras personas.

  • Estereotipias.

  • Menor actividad durante la interacción social-adaptativa

    Entre el final del primer año de vida y los 18 meses un niño sin autismo comienza a interesarse por el entrono, comienza a interesarse por los otros, se generan conductas básicas de acción conjunta (devolver una pelota o “cochecito” que se lanza al niño previamente, comienza a emplear gestos para compartir interés con respecto a objetos y situaciones (señalar para dirigir la atención del adulto, alternar la mirada entre objeto y persona con la que se encuentra). En este periodo de edad existen signos inequívocos de alteraciones en el desarrollo, compatibles con diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (Stener y Rodríguez, 2012):

 

No dirige la mirada al adulto cuando señala con el dedo un juguete.

  • No suele señalar con el dedo para indicar que algo le llama la atención.

  • No suele traer objetos para enseñarlos.

  • Uso atípico de objetos: rotar, girar, alinear y exploración inusual.

  • No responde cuando se le llama por su nombre.

  • No imita o repite gestos o acciones del adulto.

  • No muestra interés por otros niños o niñas.

    Si su hijo presenta Autismo entre los 18-24 meses podrá observar algunos de los siguientes signos de alarma (Sánchez-Raya, Martinez-Gual y Elvira, 2016):

    • No comparte intereses, no suele mostrar objetos.

    • Retraso en el desarrollo del lenguaje compresivo/expresivo.

    • Falta de juego funcional con juguetes o presencia de formas repetitivas de juegos con objetos

      (alinear, abrir y cerrar, encender y apagar, etc.).

    • Ausencia de Juego simbólico o de ficción.

    • Falta de interés en otros niños.

    • Poca expresión de afecto positivo.

          ¿Qué pueden hacer los papas y mamas si descubren que su hijo/a presenta alguno de estos signos de alarma?

    Recomendamos busquen ayuda de profesionales para que realicen una evaluación por un especialista (pediatra, psicólogo, neuropsicólogo, psicopedagógo, etc.) para sacarnos de dudas y comenzar a estimular de forma temprana en caso de que nuestro hijo presente Trastorno del Espectro Autista, así como de recibir pautas para para trabajar en casa, de cara a mejorar la calidad de vida familiar, escolar, social y emocional del menor.

 

 

Andrea Pelegrín Santo

Psicóloga Centro Psicopedagógico Gabaldón Alicante www.centropsicopedagogicogabaldon.com 

 

Suscríbete a
nuestro blog

Obtén información y consejos
semanales de nuestros expertos

Suscríbete a nuestro blog

Obtén información y consejos semanales de nuestros expertos

eskişehir escort - escort bodrum - adana escort - escort ankara - mersin escorteskişehir escort - escort bodrum - adana escort - escort ankara - mersin escort